Salomé Soutelo | El Faro de Vigo |19.07.2014 13:49
Los ganaderos de las comarcas tienen derecho a 10.000 de las 450.000 toneladas de cuota que maneja la reserva nacional de leche y que el Ministerio de Agricultura pretende distribuir en septiembre para equiparar así la producción real y la cuota que tiene cada explotación para minimizar el riesgo de pagar la supertasa.

El secretario comarcal de Unións Agrarias, Román Santalla, hizo ayer estos cálculos para insistir en que esta distribución tiene que producirse antes de dos meses, porque el aumento de producción es constante. En junio, el volumen de leche que se colocó en la industria fue ya un 5% superior al de junio del año pasado. Es más, según el informe de monitorización que elabora el Ministerio de Agricultura, en la presente campaña el 60% de los productores (es decir, dos de cada tres granjas) va a superar la cuota que tiene asignada. El estudio calcula que, hasta el 31 de marzo del año que viene, los ganaderos españoles habrán entregado 6,7 millones de toneladas de leche, de modo que venderán entre 211.000 y 307.000 toneladas por encima de lo que se les permite producir.

Austria, Alemania y Holanda están en la misma situación que nuestro país: superan con creces su cuota y el pasado lunes han intentado renegociar la multa en el reunión del Consejo Europeo, para pagar sólo 100 de los 600 millones de euros que deben aportar. El resto de países se opone porque una concesión de este tipo supondría ayudar a estos países a consolidarse aún más en un mercado cada vez más globalizado. El secretario de Xóvenes Agricultores, Francisco Bello, aclara que "no se cambiará la normativa para esta temporada, de modo que quien produzca de más, tendrá que pagar".

Desde Unións, se pide para España "un trato diferente, porque somos el país de la Unión Europea que ha tenido que matar más vacas para ajustarnos al sistema de cuotas", que entró en vigor hace 30 años y que se extingue el 1 de abril de 2015. A lo largo de esta semana, las organizaciones sindicales se reunieron con altos cargos del Magrama para lograr ese reparto de la cuota de la reserva nacional, un aspecto al que se oponen las cooperativas y también Asaja, el sindicato en el que se integra Xóvenes Agricultores. Bello explica que el reparto no arregla el problema de sobreproducción, ya que se realizará con criterios que van a otorgar a unos productores más cuota que a otros, con lo que se acabará dividiendo al sector. Aboga por la compensación "que tratará a todos de forma igual o, al menos, tendrá deferencias con los ganaderos que menos rebasen su cuota". Asaja teme que, si se reparte la reserva nacional, aquellas granjas que ya duplican su cuota -a solo cuatro meses de iniciarse la temporada- continúen aumentando la producción, con lo que la supertasa sería muy elevada y afectaría a todo el sector en general. Por eso, Bello pide un mecanismo que castigue a estas explotaciones que hacen oídos sordos a su cuota, a la par que pide al Magrama que alerte con frecuencia a cada granja sobre la evolución de su producción lechera.

Tras los encuentros de esta semana, este lunes, día 21, los sindicatos se reúnen con la conselleira de Medio Rural, Rosa Quintana, para recordarle que su departamento también tiene obligaciones a la hora de hacer que se cumpla el llamado paquete lácteo. "Los contratos tienen que indicar el precio de referencia y el volumen de leche que se entrega, y han de firmarse antes de que el ganadero ya haya vendido su producto", exige Santalla.

Createdo: Viernes, 01 Agosto 2014 00:00
Publicado: Viernes, 01 Agosto 2014 00:00